Sonia y Mario

4 de September del 2015

Hemos pasado cinco días en el caserío. La amabilidad de Pilar y Kepa extraordinaria. El lugar donde se ubica, fantástico, a 10 minutos de Donostia y estupendamente comunicado para cualquier ruta por Euskadi. El caserío y su entorno fenomenal, la casa cómoda y perfectamente equipada y el entorno tranquilo y bonito. Nosotros hemos desayunado y cenado con los niños en el caserío y hemos salido encantados. Muy, muy recomendable. ¡Gracias por todo Pilar!