Jose

21 de March del 2014

Que tranquilidad!! salir del ruido de la ciudad y poder despertarse con el canto de los pájaros, ver una huerta, respirar aire limpio y fresco. Me he dado cuenta de lo enfermos que estamos los que casi nunca vemos de cerca la naturaleza. Para repetir!!